Esguince de tobillo ¿Qué hacer?

 

curar esguinces de tobillo

El esguince de tobillo es una de las lesiones más frecuentes tanto en el ámbito deportivo como en la actividad normal. Si eres runner tienes que tener especial precaución  ya que un bordillo, una piedra o simplemente una mala pisada provoca excesiva distensión de los ligamentos que rodean el tobillo y se produce  esta dolorosa lesión.

Los síntomas, son muy evidentes y te van a hacer que reconozcas rápidamente la lesión.

  1. Dolor muy agudo que impide caminar.
  2. A la media hora, más o menos, el dolor disminuye y permite caminar.
  3. A las 24 horas el dolor aumenta bruscamente, impidiendo el descanso nocturno, debido al aumento de la inflamación. Aparece el hematoma.

Si esto es así, debes acudir inmediatamente a un profesional sanitario que evalúe tu caso y te indique el tratamiento a seguir. Tu fisioterapeuta te ayudará a tratar la lesión, y propiciará una pronta recuperación y sin apenas secuelas.

Una vez que se ha producido un esguince en las primeras horas de la lesión debemos ayudar a bajar la inflación, para ello podemos aplicar hielo con la pierna elevada durante 20 minutos cada 3/4 horas, y no forzar la articulación.

Los esguinces se categorizan en grados, del 1 al 3. Valorando si hay sólo distensión o más bien rotura parcial o total de fibras. Esto hará que la recuperación sea más o menos larga. Habitualmente, aunque el esguince sea leve, si no se trata convenientemente, suele dejar ciertas secuelas, convirtiendo la articulación del tobillo inestable con predisposición a las recaídas.

Una vez tratado el esguince es muy importante no perder de vista aspectos como recuperar la movilidad completa del pie, evitando las posibles fijaciones articulares que se producen entre los huesos del tobillo y el pie. Reeducar la propiocepción ligamentosa (capacidad de reacción del tobillo ante movimientos imprevistos. Prevenir nuevas torceduras durante el periodo de recuperación con la colocación de vendajes funcionales o tapping en situaciones de riesgo, como en la práctica deportiva. Si eres deportista es fundamental una vez que las molestias, el dolor y la hinchazón han remitido, es importante volver a la actividad física de forma progresiva y lenta. Lo ideal y recomendable es comenzar a realizar la actividad intentando potenciar los músculos de los gemelos, tibiales y la musculatura de los dedos del píe. De esta forma el tobillo no soportará toda la carga de nuestro cuerpo en solitario.

En nuestra Clínica valoraremos tu caso para poder recomendarte el tratamiento más adecuado. En estos casos y es este tipo de lesión de tobillo aplicamos el tratamiento con Ondas de choque con un éxito terapéutico notable.

tratamiento de ondas de choque en cordoba

 

Este tipo de lesiones también pueden tratarse con Electrólisis Percutánea Terapéutica , que se aplica tras la valoración de la lesión mediante un ecógrafo lo que nos permitirá ser mucho más preciosos en la aplicación del EPTE. Si quieres conocer más sobre estos tratamientos de fisioterapia avanzada les dedicamos anteriormente una entrada en nuestro blog.

 

ondas de choque en córdoba

 

 

Recuerda pedir tu cita, y en nuestra consulta te atenderemos y valoraremos el mejor tratamiento para tu lesión.

Estamos en:

Clínica de Fisioterapia y Osteopatía Beltrán
C/ Navarro Sáez, 44 B
14200 Peñarroya-Pueblonuevo
Córdoba

Tlfs: 957 56 29 46 – 665 60 23 94

Recommended Posts