La Lumbalgia, prevención y tratamiento

La Lumbalgia, más conocida como dolor lumbar o lumbago es muy común en nuestra sociedad y puede deberse a diversos factores como la falta de ejercicio, el sobrepeso, malas posturas, accidentes de tráfico, etc.

La Lumbalgia puede presentarse en personas de cualquier edad, en los últimos años cabe destacar que los niveles de Lumbalgia en adolescentes se están acercando a cifras que ya poseen los adultos, algunas de las causas de este crecimiento desorbitado puede deberse a la dificultad de llevar mochilas escolares o estar sentados de forma incorrecta.

El sobrepeso, el sedentarismo, sentarse incorrectamente y la falta de ejercicio hace que tanto niños, adolescentes y adultos padezcan de Lumbalgia con mucha más facilidad.

Prevención de la Lumbalgia

Podemos prevenir la aparición de la Lumbalgia de diferentes formas:

  • Evitando el sobrepeso y realizando una dieta sana y equilibrada.
  • Manteniendo posturas correctas: cabeza recta, hombros derechos y pecho hacia fuera.
  • Realizando ejercicio físico para ejercitar la musculatura de la espalda y prevenir molestias.
  • En el trabajo evitar estar sentado durante mucho tiempo.
  • Coger objetos del suelo flexionando las caderas y rodillas.
  • En trayectos largos con el coche, descansar cada 2 horas.
  • Evitar los tacones si se va a andar o permanecer de pie durante mucho tiempo.

En el siguiente video te mostramos algunos estiramientos para aliviar el dolor lumbar

Cómo tratar la Lumbalgia

Tratar la lumbalgia requiere de tiempo, podemos hablar de semanas o incluso meses, durante el tratamiento es imprescindible que haya un seguimiento por parte del médico o fisioterapia.

  • Reposo justo, evitar largos periodos en la cama y dedicar gran parte del tiempo a la actividad física.
  • Uso de frío y calor, a través de mantas eléctricas y bolsas de gel frío en periodos de 10 minutos. Se puede aplicar frío durante las primeras 48-72 horas y después aplicar calor.
  • Realizar ejercicio físico, la natación y el pilates son muy buenas opciones.
  • Acudir a tu fisioterapeuta de forma periódica para que aplique masajes en la zona.
  • Mantener una buena postura corporal.
  • Si el dolor es intenso se puede hacer uso de antiinflamatorios y relajantes musculares siempre que nuestro médico de cabecera lo considere apropiado.
  • Con acupuntura.

 

Si el dolor lumbar es persistente puede ocultar síntomas más serios como una hernia díscal, osteoporosis, infección renal o un tumor oculto.

En Clínica Beltrán tratamos a pacientes con lumbalgia y en la mayoría de los casos se obtienen buenos resultados tras 2-4 sesiones de tratamiento. Si deseas obtener más información no dudes en contactarnos.

Recommended Posts